martes, 31 de mayo de 2011

MOMENTO DE CAMBIAR, NO SOLO DE GOBERNANTES, SINO DEL CONCEPTO DE DINERO


Es Momento de cambiar, no solo de gobernantes, sino del concepto de dinero.

Todos los adultos, especialmente los padres de familia y los maestros de escuela, debemos contribuir individual y colectivamente a mejorar la sociedad que hemos recibido y en la que vivimos, y más aún la sociedad en la que vivirán nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos.

Debemos insistir, con la palabra y el ejemplo, en cambiar hábitos, patrones de consumo, y de inversión, debemos educar a los niños y jóvenes para que desde hoy aprendan y apliquen conocimientos, técnicas y destrezas generales y específicas, para que en un futuro no tan lejano sean ciudadanos bien formados, preparados para ser firmes y seguros, exitosos como personas, trabajadores y ciudadano, que sepan ser felices ellos mismos y contribuir a que sus familiares, amigos y compañeros de trabajo también lo sean.

Tenemos que luchar de una vez y para siempre para que el sistema educativo cambie en provecho de los alumnos de nuestros colegios, tenemos que hacer fuerza cada vez más evidente, para que quienes llegan hacer autoridades del poder ejecutivo, o del poder Legislativo enmienden de raíz el actual modelo y propósito  de la educación vigente, superar los intentos que una y otra vez han hecho desde la casa de gobierno o El Congreso de la República, pero sin tocar el problema de fondo: Cuidar, cultivar, enseñar, a los niños y adolescentes a ser ricos y felices.

lunes, 30 de mayo de 2011

HAY MUNICIPALIDADES QUE TIENEN POCA COMUNICACIÓN CON LOS CIUDADANOS DE SU JURISDICCIÓN, PUES NO APLICAN MARKETING Y MUNICIPAL. URGE CAMBIAR.


Efectivamente, muchas municipalidades sólo tienen Oficina de imagen Institucional, la antigua oficina de Relaciones Públicas  que era considerada como la unidad encargada exclusiva o mayoritariamente para llevar a cabo protocolares con ocasión de celebrar fechas conmemorativas o para relievar el prestigio de la municipalidad o los agasajos sociales, y no como elemento importante de la gestión de institución para fomentar y logran el bienestar de los ciudadanos (Cliente Externo) y los trabajadores(cliente interno)

El propósito de estos comentarios es ayudar a mejorar la gestión municipal, la comprensión  de esta gestión por los ciudadanos y en suma, lograr mayor competitividad institucional para la mayor satisfacción  social en un mundo crecientemente competitivo.

“El Marketing es un proceso social y gerencial por el que individuos  y grupos obtienen lo que necesitan y desean creando e intercambiando productos y valor con otros.

Iremos desarrollando estas ideas.




miércoles, 18 de mayo de 2011

COMO SE MIDE EL SUBDESARROLLO


El grado de esta insuficiencia se mide por diferentes índices.

Ninguno de ellos es completo por sí solo y ninguno engloba en su integridad las causas a las características del subdesarrollo, pero cada uno resulta ser un síntoma del mal -como la fiebre suele ser un síntoma de la enfermedad- y todos en conjunto la denuncian con bastante certidumbre. Esos índices son, usualmente, el ingreso per cápita muy bajo; los altos índices de insalubridad, mortalidad y analfabetismo, los índices muy bajos de consumo de alimentos básicos, kilovatios de electricidad o toneladas de acero por habitantes; el número reducido de tractores o de teléfonos por cabeza; porcentaje de la renta nacional desigualmente repartida entre los factores de la producción o las regiones del país, etc.

Tomado de: Democracia Cristiana y Revolución

Autor: Héctor Cornejo Chávez

martes, 17 de mayo de 2011

DEMOCRACIA FORMAL Y DEMOCRACIA REAL


El autor es economista, post Decano del Colegio de Economistas del Callao – Perú. Ha sido asesor de diversas organizaciones públicas, incluyendo el Congreso de la República. Es miembro de la Comisión Política del Partido Demócrata. Cristiano y Director del Instituto Héctor Cornejo Chávez, fundador y líder del PDC.

Actualmente en el Perú se viene preparando la Segunda Vuelta de las elecciones presidenciales que significa la elección entre los candidatos que ocuparon los dos primeros lugares, sin obtener más del 50% de los votos validos.

Ambos candidatos, por sus antecedentes personales el manejo de los medios de comunicación, el comportamiento de la mayoría de los electores, significan una gran incógnita, poniéndose en entredicho la vida misma de la República, la democracia, la gobernabilidad y la participación ciudadana.

De un lado, está la hija de quien fue Presidente de la República y está actualmente pugnando cadena por crímenes y delitos contra la vida y la salud de los ciudadanos de robo de dinero público. De otro, esta quien es sindicado como afín del actual Presidente de la República Boliviana de Venezuela. Una y otro no garantizan la supervivencia de la democracia, la gobernabilidad ni la participación ciudadana en el gobierno (gobiernos) del país, las regiones y las ciudades.

De allí la importancia de aclarar otros conceptos por su relación con el desarrollo social.
La democracia no es una entelequia, no es una quimera, ni es ahora aceptada mas como la construcción de una simple estructura formal que se basa en la simple existencia de esquemas electorales, tradicionalmente validos y aceptados, en los cuales el pueblo se manifiesta cada cierto tiempo (ahora cinco años) para escoger a sus representantes y gobernantes.

No se puede seguir aceptando ni afirmando hay una democracia real, efectiva y participativa porque hay una aparente división de poderes públicos (en la línea de lo establecido por la Resolución Francesa y la Revolución Americana del siglo XVIII), PORQUE TENEMOS UN ÓRGANO O Poder Ejecutivo, “controlado” por un órgano p Poder Legislativo y un órgano o Poder Judicial, independientes entre sí, con el supuesto balance de poderes, pues formalmente así existieran aun en la peor época del Fujimorismo, expresión cabal de una antidemocracia interna y externamente, aun por organismo internacionales.

Incluso no se puede (ni debe) justificar la democracia porque se aprobó, hace años, la descentralización política y se haya avanzado mas allá de la elección de Presidentes Regionales (que equivalen a los Gobernantes Regionales de Provincias de otros países) o porque en el primer gobierno de Belaunde se volviera a los alcaldes elegidos popularmente, siendo que no hay una democracia real y efectiva no con las facultades requeridas para que se dé una gobernabilidad ni participación popular.

A razón de esta debilidad, insuficiencia o falla estructural del sistema económico y debilidad de la sociedad en su conjunto es que no hay ni se percibe la eficacia, eficiencia y efectividad de democracia sólidas y maduras, no hay un Estado respetable ni respetado, con un desarrollo institucional que garantice per se la vida y seguridad de la República, sin clientelismo circunstancialista en la prestación de los servicios públicos, que son su obligación prestarlos y un derecho de los ciudadanos recibirlos para lograr un bienestar pleno y general. O sea, democracia no es una simple expresión constitucional ni un acto que se repite cada cinco años tras una fanfarria de propaganda y gasto de los candidatos, algunos de los cuales pasan a pertenecer al folclore nacional, regional y local. La democracia es mucho más que eso para que sea realidad “el gobierno del pueblo, por el pueblo para el pueblo”, esto es democracia real, representativa y de participación plena.


Carlos A. La Rosal Lama
Director del Instituto
Héctor Cornejo Chávez







DEMOCRACIA Y GOBERNABILIDAD

El autor es economista, past Decano del Colegio de Economistas del Callao – Perú. Ha sido asesor de diversas organizaciones públicas, incluyendo el Congreso de la República. Es miembro de la Comisión Política del Partido Demócrata. Cristiano y Director del Instituto Héctor Cornejo Chávez, fundador y líder del PDC.

El acceso a la función y cargos de gobierno por elección general no justifica ni garantiza que los elegidos vayan a conducir adecuadamente el gobierno de la nación, la región o la ciudad, para lo cual ha sido adecuado.

La gobernabilidad requiere necesariamente de una b
uena relación entre Estado y Sociedad, de tal manera que el Estado requiera y pueda gobernar como responde el cumplimiento de sus funciones y atribuciones, de un lado, y de aceptación de la ciudadanía de tal gobierno, por la percepción positiva o favorable de las acciones de éste. 

La gobernabilidad está relacionada con la legalidad y más aun con la legitimidad, no solo de origen por elecciones democráticas sino por su ejercicio de acuerdo no solo a las normas legales sino a normas de ética y buen gobierno, buenas relaciones con su comunidad, sea nacional, regional o local, pues de lo contrario corre el riesgo que a pesar de ser un gobierno legitimo su origen, deviene en ilegitimo por el mal uso del poder y la autoridad de que esta premunido.

La gobernabilidad guarda Relación con el respeto y la rendición de cuantas que los gobernantes hacen de su gestión tanto ante los órganos de fiscalización como ante la sociedad civil debidamente organizada y decidida a lograr su bienestar.

Finalmente, cabe indicar que la gobernabilidad tiene que ver con la eficiencia y transferencia, anotando que estos dos elementos se necesitan mutuamente para dar respaldo sólido a la gobernabilidad, entendida ésta como un proceso de mejoramiento continuo en objetivos, estrategias, insumos y productos.

La dignidad, el historial o antecedente de quien es elegido es un factor crítico, pues si bien no puede ser responsable directo e inmediato de lo que hizo otra persona, lo toca o afecta si es de la misma agrupación, conformación ideológica y/o política.

Los elementos que conforman la gobernabilidad sirven de buena entrada al gobierno pero no garantizan por sí que los gobernantes la mantengan. De allí que la gobernabilidad debe mantenerse y acrecentarse con las acciones permanentes de buen gobierno, sin aceptar “que robe si hace algo”, “que asesine u ordene asesinar, si logra la paz”.

Así pues, la gobernabilidad está íntimamente relacionada con la democracia, pues aquella existe como condición y facilitación del desarrollo de esta, del ejercicio soberano de los derechos de los ciudadanos a su bienestar y su desarrollo.

La gobernabilidad se orienta y consolida en una buena relación del Estado – Sociedad, con una democracia real y efectiva que hace uso de la democracia representativa y la democracia participativa.

Carlos A. La Rosa Lama
Director del Instituto
Héctor Cornejo Chávez

viernes, 13 de mayo de 2011

¿QUE ES EL SUBDESARROLLO?


El concepto de subdesarrollo, incorporado ya al lenguaje rutinario de economistas, políticos, sociólogos, se presta, sin embargo, a diversas interpretaciones.

Literalmente, subdesarrollo significa desarrollo insuficiente. Pero esta insuficiencia debe entenderse, necesariamente, en relación a lago: importa una computación. Si teniendo un determinado volumen de recursos naturales, un país no los explota hasta obtener de ellos el máximo rendimiento, se podrá decir de él que esta subdesarrollado en relación a sus posibilidades. Si un país, explotando poco a sus recursos, no logra dar a sus pobladores el nivel mínimo de vida que exige su condición de seres humanos, se podrá decir de él que está subdesarrollado en relación a sus necesidades.
  
Si otro país, aunque el nivel de vida de sus habitantes supere el mínimo exigible, está a la zaga de otros, que han logrado niveles aun mas altos, se dirá de el que es un país subdesarrollado en comparación con otros países. Y así sucesivamente, en relación con otros puntos de referencia.
  
En general, se puede afirmar que el estado de subdesarrollo, dentro de la terminología actualmente en uso, alude a todos esos puntos de referencia: se entiende por país subdesarrollado aquel que, pudiendo obtener mayor volumen de riqueza y administrarla mejor, no logra garantizar a todo sus habitantes el nivel de vida compartible con sus condición humana y comparable con los niveles alcanzados en los países más adelantados, especialmente los de Europa Occidental y de Estados Unidos.
  
Tomada de "Democracia Cristiana ý Revolución"

Autor: Héctor Cornejo Chávez

EL PARTIDO SE HACE DÍA A DÍA.


Desde esta trinchera de organización interna y presencia externa, emprendemos el camino duro y largo de la reconstitución orgánica de la Democracia Cristiana del Perú, pero al fin y al cabo merece la pena haber vivido y luchado en y por la DC y el Perú.

Ponemos nuestro granito de arena para revisar, discutir y poner línea doctrinaria, ideológica y política.

EL PARTIDO ES TAREA DE TODOS

El Director

lunes, 9 de mayo de 2011

DEMOCRACIA CRISTIANA Y REVOLUCIÓN

Hace unos años Héctor Cornejo Chávez escribió la obra que da lugar precisamente al titulo de este y otros articulos que irán apareciendo sucesivamente en este blog.

Mucho de lo dicho entonces por el MAESTRO sigue teniendo vigencia, por lo que se considera necesario y conveniente presentarlo a quienes han sido y son sus discípulos así como también a otros que no lo han conocido.
Comenzamos trayendo las palabras que escribiera Jorge Bolaños Ramirez en enero de 1967 al hacer la presentacion del folleto escrito por Héctor Cornejo Chávez.

"Héctor Cornejo Chávez, alma rectilínea e inteligencia lúcida, se ha convertido con el correr del tiempo en una auténtica bandera para quienes deseamos en el Perú una transformación nacional concebida y hecha para los trabajadores y campesinos, que hoy gimen bajo el rigor de la miseria y la servidumbre. Mientras más lo atacan los enemigos interesados y encarnizados de la Derecha y mientras lo traicionan aquellos que deberían compartir la misma trinchera y sufrir por el mismo ideal, el pueblo empieza a entrever en la figura de Héctor Cornejo, al auténtico reivindicador del Perú, al hombre que puede hacer una revolución nacional al servicio de los desposeídos y los humildes. Día llegará en que todos los peruanos podamos mirar, por encima de tanto odio enfermizo, tanta mentira interesada, tanto ataque pagado, al verdadero Héctor Cornejo Chávez, apóstol de un ideal, que libra indesmayable su combate sin rendirse ante los poderosos. Ahora, concedámosle a él la palabra".´

A continuación iremos haciendo sucesivas entregas del folleto indicado anteriormente y, esperamos sea seguido por otros libros del mismo Héctor Cornejo Chávez y otros autores que orientan la práctica política de nosotros.

jueves, 5 de mayo de 2011

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Por considerar una megatendencia absolutamente importante en la política, es conveniente tratar el tema de la participación ciudadana para entender y enrumbar la gestión municipal en particular, y del Estado en general.


Concepto
Se denomina así a la “integración de la ciudadanía en el proceso de adopción de decisiones del gobierno de su ciudad, autonomía o país.” O dicho de otro modo, para que una región o un país modernos proporcionen los mejores servicios y oportunidades a la población, debe contar con gobiernos abiertos y receptivos, dispuestos a escuchar lo que los ciudadanos y ciudadanas les quieren transmitir para contribuir a mejorar la política y la gestión de los asuntos públicos. Eso es Participación Ciudadana: la imprescindible participación de todos los hombres y mujeres que quieran implicarse en los problemas que les afectan, aportando puntos de vista, inquietudes y soluciones. Se plantea en la medida en que existe un Poder (Estado, Administración Pública) y un No Poder (ciudadanos) que quiere participar, es decir “tomar parte” o ejercer algún aspecto de ese poder y, en definitiva, tener más poder (ya sea mediante la información, el control, la participación en la gestión, etc.). Participar es eso: tomar parte en algo en que hay diferentes partes, la relación dependerá del poder que tenga cada parte. Si el poder de unos es total y el de los otros casi nulo, la participación será muy difícil. Algo que se "otorga graciosamente" por los que ostentan el poder. En definitiva, un sistema es más democrático en la medida en que los ciudadanos tienen, individual y colectivamente, verdadero poder como tales, no son meros súbditos y son, por lo tanto, más sujetos.


El objetivo que persigue la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos no es otro, por tanto, que darle contenido y ampliar la democracia (recordemos que democracia significa "gobierno del pueblo"), avanzando en lo que se conoce como "democracia participativa". En contraposición, cuando en un país sólo se practican algunas de las libertades básicas (voto cada cinco años, libertad de expresión,...) podemos hablar de "democracia formal". En las sociedades complejas la participación persigue que los habitantes de un lugar sean más sujetos sociales, con más capacidad para transformar el medio en que viven y de control sobre sus órganos políticos, económicos y administrativos. Requisitos para poner en marcha un proceso de participación.


Carlos A. La Rosa Lama
Especialista en Marketing Municipal
Y Desarrollo Económico Local