jueves, 2 de febrero de 2012

EL INFORME DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD Y RECONCILIACIÓN



Carlos A. La Rosa Lama


Muchos se han pronunciado sobre el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación; pero no la democracia Cristiana del Perú.

Mediante este artículo el Instituto Héctor Cornejo Chávez plantea algunos puntos que pueden servir a la aproximación y conveniencia de diversas posiciones, algunas de las cuales no tienen por que ser irreconciliables.

Partiendo del supuesto generalmente aceptando que las obras de los humanos son perfectibles, el informe indicado también lo es. Y esto es lo que conviene para que adicionalmente a los que así consideran, reconozcan y acepten su valor, hay que trabajar en tal sentido, con espíritu de verdad y apertiva, toda vez que no es la Biblia, como lo mantienen de uno y otro lado, defensores y detractores.

Los miembros de esta comisión - comisionados - recibieron el encargo de entonces porque a criterio de tales autoridades reunían los atributos necesarios y suficientes para llevar a cabo una investigación seria, necesaria, objetiva y , por tanto, razonable , aceptable y respetable, si no por todos, si para la mayoría de la población del Perú

Se asume que le conjunto de los comisionados conformaron un equipo de científicos seriales, con sólida formacion académica, vasta experiencia decente e investigativa reconocida integridad personal unida a su defensa de los derechos humanos.

Estas características comunes les permitían e inclusive les facilitaban un diálogo fluido. 


La proximidad o afinidad filosófica puede ser vista como una fortaleza o debilidad por quienes juzgan de una u otra manera a los comisionados y al informe elaborado por ellos.


La Democracia Cristiana del Perú se apresta a realizar su próximo Congreso Nacional en el que renovará sus cuadros directivos